Opinión

Baúl de Viaje/ Sobieski de León

En la producción actual de este poemario, que huele a baúl de pirata lleno de riquezas (que en su caso no son más que sus metapoemas), que tiene un sabor a despedida, a viaje sin regreso (¡cuidado, es sólo una metáfora!), hay de por medio una amalgama de magia, belleza y amor

Por Sobieski de León

Ike Méndez, autor de este Baúl de Viaje, es uno de los forjadores del Movimiento Metapoético Dominicano, tal vez uno de sus más fieles y puros expresionistas. Leyéndolo, se siente de inmediato qué es la metapoesía sin necesidad de leer ningún manifiesto

En la producción actual de este poemario, que huele a baúl de pirata lleno de riquezas (que en su caso no son más que sus metapoemas), que tiene un sabor a despedida, a viaje sin regreso (¡cuidado, es sólo una metáfora!), hay de por medio una amalgama de magia, belleza y amor, como han sido todas sus producciones anteriores, desde que vio la luz “Al Despertar”, su primer metatexto.

Sus propuestas poéticas se caracterizan por una buena entrada en el poema, excelentes metáforas y atractivas imágenes; un metaesqueleto preformado en su alma hecho de pura lava; un arsenal de frases y palabras que no son más que ardientes municiones de un arma que dispara a mansalva; un cantar a las cosas sencillas, a una piedra, al mar, a la sombra, al fuego, a la luz (¡siempre la eterna luz en sus poemas!); a los dioses antiguos y olvidados, a la erótica felina de la condición humana, a la toma por asalto del muro de la ternura, al enclaustrado amor.

El poeta saca todo de la misma sencillez, para que los demás conozcamos el portento de vivir aferrados a la belleza de la palabra.

No cabe duda, de que la actual textual, constituye un poemario hecho y derecho, trabajado intensamente desde la otredad.

Has ido y logrado encontrarte con él, “desde el fondo de ti, y arrodillado”, como el niño de Neruda.

De nuevo ha sido conducido a las cavernas del Hades, por Virgilio, el poeta latino, pero no abandonado por él, porque has regresado al Supra-Mundo, sano y salvo.

En él nos muestra tu última cosecha, de cuyas uvas, ha salido un vino depurado.

Que estos metapoemas, fermentado en el infra-mundo que es todo ser humano, dejen a cada lector el aroma vivificante de la metamorfosis existencial.

La poesía, es el último bálsamo que nos queda, en el paraíso infernal de la materia.

… Pero tú tienes buena entrada en el poema, buenas metáforas, imágenes, un metaesqueleto preformado en tu alma, hecha de pura lava, un arsenal de frases y palabras, como ardientes municiones de un arma que dispara a mansalva; un cantar a las cosas sencillas, a una piedra, al mar, a la sombra, al fuego, a los dioses olvidados, a la erotica felina del humano, a la toma por asalto al muro de ternura, al enclaustrado amor, sacando todo de la misma sencillez, para que los otros conozcan, el portento de vivir, aferrados a la belleza de la palabra.

Y en tus telas, tus pieles, tu barro, tus colores, tu entropía y otros fenómenos de la naturaleza, pura ciencia, que tu metapoesia transforma en lecciones vitales, que son luz, sobre la noche atrevida de la ignorancia y la decidia.

Tiene un poder tan grande tu metapoesía, como el del mismo instinto que ella representa.

El instinto domado de la bestia hombre, que hace menos triste su débil existencia y tal vez más risueño y creible, su incierto porvenir desesperado.

ATENCIÓN: SI quiere recibir las noticias de EL GRANERO DEL SUR directamente en su whatsapp escríbanos un mensaje al whatsapp (829) 577-5416, diga la comunidad donde vive, y las recibirá automáticamente. Solo noticias. No Chat.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.