Opinión

Una anécdota de los tiempos de Trujillo/ Cassandro Fortuna

Cada vez que la cuento mis oyentes, si no se ríen de buena gana, al menos les sale una amplia sonrisa

Por Cassandro Fortuna

Una vez, no recuerdo cuándo ni dónde, escuché una de las muchas anécdotas que se han contado sobre cosas que ocurrieron durante la Era de Trujillo y que se ha quedado grabada en mi memoria. Cada vez que la cuento mis oyentes, si no se ríen de buena gana, al menos les sale una amplia sonrisa. Ahora la voy a compartir con ustedes.

Según este relato, que en verdad tampoco sé si ocurrió en la vida real o si se trata de un invento, hubo una vez en la que un agente de la policía apresó a un hombre que estaba despotricando contra el jefe. El hombre en cuestión, parado en una calle, vociferaba a voz en cuello:

“¡Trujillo es un ladrón!”

“¡Angelita es un cuero!”

“¡Trujillo…asesino!”

“¡La familia de Trujillo son unos ladrones!”

Ante tales insultos contra el hombre fuerte de la República Dominicana el agente policial no tuvo más remedio que  hacerlo preso. Lo tomó por detrás, por el cinturón, y casi arrastrándolo se lo llevaba para el cuartel.

Varias personas,entre hombres y mujeres, estaban observando aquella escena, y uno de los hombres se envalentonó y le gritó al policía:

“Agente, no le haga caso, suelte a ese hombre, que ese hombre está loco!”

y el policía, caminando con su hombre a rastras, le respondió:

¿Loco?… ¡y todo lo que está diciendo es verdad!

—————————–

El autor es periodista, abogado y escritor

ATENCIÓN: SI quiere recibir las noticias de EL GRANERO DEL SUR directamente en su whatsapp escríbanos un mensaje al whatsapp (829) 577-5416, diga la comunidad donde vive, y las recibirá automáticamente. Solo noticias. No Chat.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Close
Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.