Opinión

San Juan de la Maguana, entre la nostalgia y la esperanza, Segunda Parte / Leo Oviedo

Por: Leo Oviedo
Comunicador Social y poeta
San Juan de la Maguana se apresta a celebrar una vez más sus Fiestas Patronales ahora con el entusiasmo de un Encuentro de Sanjuaneros residentes y no residentes.

Ojalá sea esta una oportunidad más que la fiesta para reflexionar en el destino histórico y el futuro correspondiente a una ciudad tan hermosa como la nuestra y un Municipio tan importante como ese.

En la primera entrega hicimos ejercicio de honestidad y humildad al reconocer que nuestro desarrollo juvenil no se produjo en el Centro.No obstante, siempre hemos estado pendiente del curso de los acontecimientos sanjuaneros y hemos soñado con que la colectividad y su liderazgo emprendan con certeza un Proyecto de Ciudad, esfuerzo del que no tenemos claridad de su ejecución.

Hanoi Sánchez ha emprendido un proceso de remozamiento con importantes plazas y el sector privado ha asumido otras como centros comerciales.Todo muy bien.

Pero si evaluamos otros aspectos de la realidad actual concluiremos que San Juan como proyecto urbano nos muestra cuestionamientos serios en su crecimiento y en el desarrollo de las nuevas “urbanizaciones”en terrenos agrícolas y su expansión a los diferentes límites.
En el Centro,por ejemplo,se construyen edificaciones que atentan contra la tradición y modernización urbanística de San Juan de la Maguana.

Nos preocupa el ambiente de pobreza humana existente,de la poca oportunidad de empleo y del retroceso de la riqueza y bienestar de la provincia,a pesar del logro de nuestra Ciudad universitaria como lo es la UASD.

Nuestros jóvenes deambulan buscando oportunidades y el sector agropecuario gime su dolor y abandono.

Monseñor José Dolores Grullón Estrella lamenta que los títulos de las propiedades de una buena parte de nuestros productores reposan en el despacho de los usureros sin que nadie le desmienta ni procure porque esto cambie.


Hace un tiempo la ciudad disfrutaba de un servicio decente de conchos, incluso una línea aérea comercial.

No estamos claros si son superados en su diversidad los servicios de restaurantes y menos creemos que disfrutemos hoy de mejores centros de recreación y diversión.

La lejanía a veces permite la observación y reflexión sobre aspectos inobservables por la cercanía.

Algo extraño notamos al regreso a San Juan de la Maguana.Se nota un pueblo apagado en su economía.

La Avenida de Circunvalación es un desastre y una vergüenza para el liderazgo nuestro y cada vez menos predios están cultivados.

San Juan es una provincia de una trayectoria histórica y de aportes invaluables a la Dominicanidad.

San Juan de la Maguana siempre ha sido un lujo como Municipio,por lo que merece gente próspera y desarrollada.

Las nostalgias nuestras siempre tendrán sus razones, pero na hay excusas para que el descuido y la indiferencia atropellen la esperanza.

Ver Más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + seis =

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.