OpiniónPortada

La UASD y el cuento de nunca acabar/ Emerson Fortuna Batista

Por: Emerson Fortuna Batista
La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)
conocida como la primada de América, forjadora de profesionales auténticos, con
deseos de superación para los más necesitados;  Ahora dentro de otro tranque en la parte económica.

Nunca han podido superar ese renglón y pasar la
página, 9 de febrero, es increíble pero aun las clases siguen paralizadas
indefinidamente.

El Rector Iván Grullón y la directiva de
FAPROUASD en dimes y diretes de los fondos para todo público en los periódicos de
circulación nacional y otros medios de comunicación, lo que dice mucho.  Tanto de lo personal como lo profesional de
cada uno.  Todo un show en la UASD.

Nuestros futuros profesionales varados en un
presente incierto, los llamados profesores llamados a la enseñanza, a la
madurez profesional y vocacional sumergidos en esta triste historia
profesionalmente hablando.

No estudié en la UASD, pero me siento sumamente
decepcionado de los profesores que imparten clase en dicha Universidad.

Jóvenes que buscan ser algo en la vida, de la
manera honesta y legal, en busca de un titulo que los va a avalar en su búsqueda
de un futuro mejor.

No quiero abundar de más en este tema, porque
ya se ha hablado hasta el cansancio, pero de igual manera no puedo quedarme
callado.

Este parece ser un tema de nunca acabar, es
cierto que los profesores deben sentirse motivados económicamente hablando,
para sentirse tranquilos emocionalmente y cubrir gastos, y así dar un buen
servicio. ¡Pero por favor! Dejando sin el pan de la enseñanza a nuestros jóvenes
interesados en tener una carrera, los cuales no tienen la culpa de lo que
sucede en la Universidad.

Los profesores se muestran como que nos les
dolieran los estudiantes de su país (es bueno señalar que muchos de los hijos
de profesores de la UASD no estudian allí, y algunos hasta fuera del país le
costean sus estudios. Lo que no está mal, pero es una realidad que hay que
tener en cuenta

Que desgracia en la que están sumergidos los jóvenes
Dominicanos (los que estudian en la UASD para no pecar metiendo los jóvenes de
todo el país, aunque de todo el país si estudian allí) algunos “comiéndose un
cable” pero sin desertar, interesados en concluir su pensum en graduarse,
queriendo ayudar a su familia, (que nadie va para joven y necesitan de sus respectivos
relevos)Y yo me pregunto ¿hemos avanzado tanto para llegar a esto?

Yo no tengo la solución de este dramático problema
de nuestro país, esto se ha convertido en un relajo, es una barbaridad. ¿Y
estos parte de la democracia y el desarrollo?, ¿en serio?….
Pero qué pena, que vergüenza.













El autor es: Abogado, Gestor Migratorio

Ver Más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 18 =

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.