Locales

Cassandro Fortuna niega exista plan para fusionar Haití y RD; afirma ello no es posible

Foto: Emerson Fortuna

Santo Domingo.-El licenciado Cassandro Fortuna negó anoche que exista plan alguno para fusionar o crear una Confederación dominico-haitiana, aunque reseñó que en algunos estamentos del poder político y económico del mundo se considera que ello es lo ideal para el desarrollo de ambos Estados que ocupan la isla de Santo Domingo.

Fortuna, diplomático, abogado, escritor y periodista dominicano es autor del  libro “Haití, el eterno Conflicto”, texto considerado polémico porque plantea que en el futuro lejano se discutirá formalmente la posibilidad de una fusión de ambos lados de ls isla o la formación de una Confederación dominico-haitiana. Fortuna tiene una maestría en Derecho Internacional y es un experto en asuntos haitianos. Impartió docencia por quince años en la Universidad Central del Este.

Tales criterios fueron emitidos anoche en el curso de una conferencia que dictó en el local del Colegio de Artistas Plásticos de la República Dominicana, y a la que acudió un público interesado en el tema.

Fortuna hizo una síntesis de la historia de Haití, la problemática dominico-haitiana, la ley 169-14 de regularización de extranjeros, y al final de su conferencia se refirió al tema que alude a supuestos planes internacionales encaminados a fusionar la República Dominicana y la República de Haití.

CONDICIONES PARA DISCUTIR EL TEMA

Cassandro Fortuna dijo que el tema de la posibilidad de un acercamiento entre ambos Estados, que implique algún tipo de tratado internacional que provoque una vinculación binacional, solo podría ser posible cuando Haití supere satisfactoriamente algunas de sus limitaciones capitales de tipo económico, político y social.

Fortuna recordó que en su libro “Haití el eterno Conflicto” refiere que solo dentro de cien o doscientos años podría estarse hablando de una confederación dominico-haitiana y tal vez hasta de una fusión. Esa discusión podría ser tomada en cuenta cuando Haití supere su situación de Estado fallido, cuando llegue a la etapa de país subdesarrollado y luego transite hacia país en vía desarrollo para convertirse en un Estado emergente y posteriormente en un país industrializado. Cuando aumente apreciablemente el per cepita de sus ciudadanos y se eleve considerablemente su índice de desarrollo humano, entonces es que vendrá la posibilidad de ese acercamiento estatal.
Refiere que mientras no se den esas condiciones cualquier proyecto fusionista o cualquier iniciativa en esa dirección no prosperará.

Manifiesta Fortuna que muchos dominicanos son del parecer de que si Haití, finalmente, trilla el camino del progreso, entonces cesará la migración haitiana y se esfumará el interés de un proyecto binacional y nunca habrá ni fusión ni confederación dominico-haitiana. La tesis de Fortuna es al revés, porque él plantea que mientras Haití sea un Estado fallido y la pobreza extrema abata los habitantes de esa nación es cuando no será posible ninguna concertación entre las dos Repúblicas. Es la situación actual.

NINGÚN PLAN

Fortuna expresó que no cree en la existencia de ningún plan fusionista. Esa idea podría estar bailoteando en la cabeza de algunos dirigentes políticos de las grandes potencias, y con la idea podrían estar jugueteando algunas organizaciones internacionales, pero ello es, sencillamente imposible en las actuales condiciones. Y el tema nunca será tomado en cuenta seriamente si Haití no alcanza un nivel de desarrollo tal  que luzca interesante para los dominicanos.

Aparte de dicho argumento el conferenciante citado aduce que es absurdo concebir la idea un evento de esa envergadura sin el concurso decidido de los dos pueblos. Ningún plan, por bien concebido que estuviera, podría aplicarse si dominicanos y haitianos no lo asumen. También Fortuna aclaró que algunas personas desinformadas creen que porque él habla sobre le tema y ha escrito un libro sobre este él es propagandista de la fusión y partidario de esta, lo cual, dijo, es una falacia.

Fortuna dijo que no es partidario de una fusión ni de una Confederación dominico-haitiana. Señaló que no hay condiciones para ello. Los dominicanos no la quieren.

Desde el año 1994 sectores políticos y sociales del país  han puesto a circular la versión de que Estados Unidos, Francia y Canadá son las potencias mundiales que trabajan para la fusión de Haití y la República Dominicana.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.