General

Una historia increíble:Moisés, Oscar de la renta lo rescató de un basurero en la Romana y lo adoptó como su hijo

El niño fue abandonado por su madre, de meses, en un basurero donde lo picaban las hormigas. Oscar de la Renta se enteró de su caso y lo adoptó.
Oscar de la Renta no solo dejó un legado de éxitos en la moda internacional. A Moisés le transmitió el tesoro más preciado que puede dejar un padre a su hijo: la bondad que lo caracterizó ante los ojos del mundo.
No hay dudas de que así fue. Ante la triste partida del diseñador dominicano, al joven le satisface haber aprendido que, por encima de la fama y las metas logradas, debe estar la sencillez y la humildad. Esos valores son los que hoy atesora Moisés, y guardan en sus mentes quienes lo conocieron de cerca.
Moisés, con su padre y el tenor Plácido Domingo en París.
La sencillez y humildad que caracterizaron al ícono de la moda del ámbito mundial fueron el legado más preciado que dejó el diseñador a su hijo, quien hoy, ante su dolorosa partida, lo recuerda como un padre amoroso y entregado a su familia.  
Para los que tuvimos el inmenso privilegio de compartir muy de cerca con Oscar de la Renta, sabemos de su cariño y amor incondicional por su hijo Moisés, de quien él mismo confiesa, se encontraron en una etapa de la vida, donde él acababa de enviudar de su primera esposa, Francoise Langlade, editora de Vogue en París, y Moisés llegó a su vida como una bocanada de aire fresco y también necesitaba afecto.
Moisés fue adoptado en el Hogar del Niño de la ciudad de La Romana, y hoy es un hombre de casi 30 años, que se siente atraído por el mundo de la moda, la fotografía, el diseño de joyas, la música, el arte, los jardines y la estética. En nuestra última conversación, Moisés me manifestó: “Rosanna, quiero ayudar, quiero devolverle a los niños lo que la vida me dio. Quiero ayudar, lo siento en mi corazón…”. Y continuó: “¿Has visto cuántos niños no pueden ir a la escuela en Verón por falta de un autobús? Yo quiero ayudar”, dijo Moisés de la Renta.
La sensibilidad y el amor que siente hacia su país de nacimiento es muy emocionante, pues si bien pudo permanecer en sus ocupaciones como heredero del gran diseñador dominicano, Moisés lleva los pies en la tierra y siente el inmenso llamado de devolver al universo y agradecer lo que su padre le inculcó e hizo por él. Oscar de la Renta solía decir: “Cuando le preguntan a Moisés qué quiere ser cuando sea grande, él responde: ‘un hombre de bien como mi padre’Ö y eso me llena de orgullo”.
El pequeño Moisés Oscar creció entre Connecticut, Nueva York y Punta Cana, arropado por el cariño de su padre y por la segunda esposa de Oscar, Annette de De la Renta. Ingresó al Fashion Technology de Nueva York y lanzó una línea de camisetas a través de un contrato con la firma Mango. La mujer del presidente Barack Obama, Michelle, vistió las piezas de Moisés en una recepción en la Casa Blanca y el nombre de Moisés empezó a salir en revistas y blogs de moda

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.