NacionalesPortada

El país sigue con atención el drama de los hermanos secuestrados en Haití

La situación de secuestro de los dos dominicanos en Haiti es un reflejo de la pro­funda crisis política, social y de inseguridad que vive ese país

Santo Domingo, RD.- Más allá de la atención a la seguridad en el cordón fronterizo, el gobierno do­minicano, en una com­binación duplo de diplo­macia y acción cautelosa de sus fuerzas de seguri­dad, tiene bien centrada la atención y avanza en sus gestiones ante las autori­dades haitianas para con­seguir la liberación de dos técnicos de cine dominica­nos secuestrados en el país vecino.

La colaboración bilate­ral para estos y otros casos da señales de buen camino, porque también el Gobierno de Haití, en medio de este se­cuestro, ha solicitado a Repú­blica Dominicana la extradi­ción del exalcalde de Puerto Príncipe Ralph Youri Chevry, opositor, quien fue relaciona­do ayer, miércoles, por las au­toridades de su país con ban­das armadas.

Las autoridades haitianas pudieron colaboración técni­ca de las dominicanas y para lograr liberar a los criollos.

Las gestiones para lograr la liberación de los dominica­nos sí “van por buen camino”, según le dijo ayer a la agencia Efe Adrián Agromonte, presi­dente de la productora domi­nicana Miravista Films, don­de trabajan.

Agromonte también des­mintió los rumores que cir­culan por WhatsApp, en formato de audio, en los que una mujer afirma que “a los muchachos, gracias a Dios, ya los soltaron” y que los iban a traer de vuelta a República Dominicana.

Los dos dominicanos rap­tados son los hermanos Mi­chael Enrique y Antonio Ge­rer Campusano Féliz, adma del haitiano Junior Albert Augusma, quien es estudian­te y trabaja de intérprete para la productora de cine Muska Group, que contrató a los do­minicanos para una película.

El equipo de rodaje fue interceptado por hombres fuertemente armados la no­che del sábado en la entra­da sur de Puerto Príncipe, cuando regresaban a la ca­pital tras filmar en la ciudad costera de Jacmel.

La situación de secuestro de los dos dominicanos en Haiti es un reflejo de la pro­funda crisis política, social y de inseguridad que vive ese país.

Los secuestros son cosa frecuente en Haití, siendo este y otros hechos de de­lincuencia y actos de crimi­nalidad generalizada cues­tiones que inquietan a la pararte dominicana.

Ayer, el primer ministro haitiano, Joseph Jouthe, confirmó que su país reci­birá asistencia de la Poli­cía Nacional de Colombia (PNC), a fin de mejorar el rendimiento de la unidad antisecuestro local frente a este tipo de situaciones.

Jouthe, quien fue entre­vistado por el periódico Le Nouvelliste ayer, dijo que la PNC fue elegida porque “tiene experiencia probada en la lucha contra las gue­rrillas urbanas y las bandas armadas”, y ha estado li­diando con este flagelo por más de 50 años.

ATENCIÓN: SI quiere recibir las noticias de EL GRANERO DEL SUR directamente en su whatsapp escríbanos un mensaje al whatsapp (829) 577-5416, diga la comunidad donde vive, y las recibirá automáticamente. Solo noticias. No Chat.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.