Opinión

¿Como ser disciplinado en materia financiera? Disciplina Financiera / Henry Valdez Montero

Por: Henry Valdez Montero, M.A.

Mercadólogo y Economista


La disciplina es
la capacidad que tienen las personas para poner en práctica una serie
de principios, normas y reglas relativas al orden y la constancia sobre algo

y para actuar en forma ordenada, tanto para la ejecución de tareas, propósitos
y actividades cotidianas como en sus vidas en general.

Cuando hablamos de
disciplina también conlleva hablar de autoexigencia, osea la capacidad para
exigirnos a nosotros mismos un fiel cumplimiento en algo, y  para hacer las cosas de la mejor forma
posible, en ese sentido es pedirse a sí mismo un esfuerzo extra para lograr
algún objetivo propuesto.

En este artículo
queremos referirnos a la disciplina en materia financiera y la forma de cómo
podemos lograrlo.

La disciplina en
las finanzas, supone la capacidad para controlar los
impulsos en los gastos, gastar en las necesidades básicas, tener un orden
establecido en los gastos y ahorrar para los días difíciles, t
odo
en la vida, desde las plantas, la tierra, los animales hasta el sistema solar,
tiene una disciplina; Y el ser humano no es un caso excepcional.

No podemos
pretender ser disciplinados de repente en ninguna área de nuestra vida, y de
forma impecablemente continuada desde el momento que deseamos serlo, debemos
empezar quizás con los detalles más pequeños para que poco a poco ir ampliando
el ejercicio.

A continuación
trataremos algunos pasos necesarios para trabajar la disciplina financiera en
nuestras vidas.

Clasificación
de los Gastos:
Clasificar nuestros gastos no es tan
sencillo como pudiera verse, pues esto conlleva, hacer una lista de todos los
gastos de manera general y total e irlos clasificando por orden de prioridades
e importancia, un ejemplo de estos pueden ser el pago de la renta, de la luz,
de las tarjetas de crédito y prestamos, donde se anote al lado del concepto del
pago el monto a pagar y así sucesivamente hasta anotarlos todos.

Registro
de ingresos y egresos:
Si no los proponemos, podemos ser
nosotros mismos nuestros propios contadores. Para llevar un registro de
nuestros gastos, debemos anotar en una libreta todo el dinero que nos entra y
sale cada mes. Para visualizarlo mejor, lo hacemos  detalladamente durante tres meses, así podremos
determinar cuáles son los promedios, y de este modo podemos darnos cuenta de
cuáles son las actividades en las que más dinero gastamos, y evaluar por dónde
reducir los costos.

Fijarnos
metas:

Si deseamos ahorrar para algo, debemos saca la cuenta de cuánto debemos apartar
cada mes y cuánto tiempo nos tomará completar dicha suma. Sin embargo, debemos
tomar más previsiones que solo en guardar el dinero. Pensemos en factores como
la devaluación de la moneda o los gastos emergentes que nos pueden ocurrir. En
cualquiera de los casos debemos tener un plan 
b y c, como invertir en bienes que se revaloricen o tener un fondo
destinado para emergencias y eventualidades no programadas,  la idea es que no se nos quebrante la meta y
propósito del ahorro.

Control
de gastos:

Una manera fácil para controlar los gastos es no visitar tiendas, joyerías ó
lugares de ventas de artículos que nos pudieran interesar, así nos limitamos a
ver algo que nos guste y nos podemos ver tentado a comprarlo ó recurrir a
deudas para adquirir algo no en realidad no necesitamos sino mas bien que
queremos. Hasta que no aprendamos a diferencias las cosas que queremos de las
que necesitamos pudiéramos siempre estar cayendo en gastos innecesarios.

El
ahorro:

debemos proponernos ahorrar por lo menos el 10 por ciento de nuestros ingresos
mensuales, y así en la medida que nos sea posible sin afectar nuestra calidad
de vida ir incrementando el monto destinado al ahorro cada mes, de esta manera
iremos fortaleciendo la cantidad ahorrada y nos sentiríamos cada vez más
satisfechos con nosotros mismo al ver que lo estamos logrando.

En el ámbito de las
finanzas personales la eficiencia financiera se refiere a obtener los mejores
resultados en cuanto a ahorro e inversión de recursos económicos invirtiendo la
menor cantidad posible de tiempo, en tal sentido te hacemos las siguientes
recomendaciones.

Mantener
el orden y ser disciplinado

Para lograr la
eficiencia en las finanzas personales, como en otros aspectos de nuestras vidas;
existen dos elementos primordiales que son: el orden y la disciplina. Sin
embargo, llevar una vida financieramente ordenada no quiere decir
necesariamente tener un control obsesivo sobre todas las operaciones y vivir
con temor permanente ante los posibles riesgos. Simplemente se trata de día a
día estar al tanto de nuestros ingresos y gastos y mantenerlos controlados  para poder planear nuestro futuro con mayor facilidad
y comodidad.

 

Mantener
el dinero en movimiento 


Para aumentar
nuestro patrimonio es necesario poner el dinero en movimiento, es decir,
invertir. De nada nos sirve tener dinero ahorrado si lo guardamos debajo del
colchón. Hay que tener en cuenta que con el paso del tiempo (debido a la
inflación y alza de los precios) el dinero tiende a perder su valor relativo,
por lo tanto al paso del tiempo, meses o años, lo que hemos guardado ya no nos sirve
para comprar lo que en otro momento hubiéramos podido comprar con esa misma
cantidad. Por tal razón, para aumentar la eficiencia financiera es
necesario que invirtamos en instrumentos de ahorros (Certificados de depósitos,
acciones ó bolsa de valores) disponible en las instituciones financieras, que se
acomode mejor a nuestras necesidades y expectativas.

Mantenernos
informados

Por último, una
estrategia indispensable para ser más eficientes en lo financiero es mantenernos
siempre informados de lo que ocurre a tu alrededor, es decir mantenerte al
tanto de los cambios no solo en lo financiero si no también en lo político,
económico  y en lo social, (alza y baja
de las monedas extranjeras, de los precios y los servicios), tanto en el país
como en el mundo. Recordando siempre que una persona bien informada toma las mejores
decisiones.


 

AVISO Si usted quiere recibir las noticias de  EL GRANERO DEL SUR  en su WhatsApp, escríbanos un mensaje con su nombre al WhatsApp: (829)-577-25416.

Artículos relacionados

9 Comentarios

  1. La disciplina en
    las finanzas, supone la capacidad para controlar los
    impulsos en los gastos, gastar en las necesidades básicas, tener un orden establecido en los gastos y ahorrar para los días difíciles, todo en la vida, desde las plantas, la tierra, los animales hasta el sistema solar,
    tiene una disciplina; Y el ser humano no es un caso excepcional.

    1. Podemos mejorar en el ambito financiero seguiendo algunos pasos los cuales podrian ser los siguientes;
      1- Disminuir los gastos que hacemos en vicios por ejemplo: Bebidas etc…
      2- Hacer un plan basado en lo que ganamos.
      3- Hacer una lista de prioridades partiendo de las necesidades basicas.
      4- Ajustar los gastos mensuales y hacerlo basado en nuestro sueldo.
      5- Pensar a futuro y abrir una cuenta de ahorros, ya que siempre se presentan imprevistos financieros y por falta de dinero recurrimos a prestamos, lo cual sin lugar a dudas nos crea mas deudas, por lo que una cuenta de ahorro nos caeria nada mal!

  2. Muy acertado este artículo Prof. Henry, el cual sera de gran ayuda a todo el que lo lea. Mis recomendaciones para los jovenes son las siguientes:
    1- Deben hacer un presupuesto basado en ingresos reales, para no gastar mas de lo que ganan.
    2- Ahorra, ya que no se pueden gastar todos los ingresos, hay que tener un fondo extra por los imprevistos que puedan surgir.
    3- Pagar las deudas, esto les permitira tener dinero disponible si lo llegaran a necesitar.
    4- Tener un proyecto etico de vida con miras al mañana y fijarse objetivos y metas alcanzables en un periodo de tiempo, siguiendo un plan de accion para lograrlo.
    5- Si ya tienen una carrera o no, seguir preparandose academicamente, ya que esa es una buena inversion, en donde se beneficia tanto la persona como la sociedad.

  3. Podemos mejorar en el ambito financiero seguiendo algunos pasos los cuales podrian ser los siguientes;
    1- Disminuir los gastos que hacemos en vicios por ejemplo: Bebidas etc…
    2- Hacer un plan basado en lo que ganamos.
    3- Hacer una lista de prioridades partiendo de las necesidades basicas.
    4- Ajustar los gastos mensuales y hacerlo basado en nuestro sueldo.
    5- Pensar a futuro y abrir una cuenta de ahorros, ya que siempre se presentan imprevistos financieros y por falta de dinero recurrimos a prestamos, lo cual sin lugar a dudas nos crea mas deudas, por lo que una cuenta de ahorro nos caeria nada mal!

  4. El ahorro es la base de la fortuna», dice el refrán. Pero entre muchos profesionales, sobre todo si son jóvenes y solteros, prevalece la tentación al despilfarro. Administrar tus finanzas de manera responsable no sólo tiene que ver con asegurar el futuro, sino con alcanzar objetivos a corto, mediano y largo plazo.
    1- Elimina deudas. Endeudarse, significa comprometer ingresos futuros.
    2 – Arma tu presupuesto. Si eres de los que termina la quincena en rojo, algo anda mal en tu planificación.
    3- Controla tus tarjetas de crédito. Con las tarjetas de crédito, y la posibilidad de hacer pagos mínimos, la gran tentación es gastar el dinero que no se tiene.
    4- Ahorra con una meta. Ahorrar por ahorrar es muy difícil, y seguramente te desanimarás pronto. El dinero debe ser un medio para ayudarte a alcanzar un objetivo, y no un fin.
    5- Pon tus ahorros a trabajar. No dejes tu dinero debajo del colchón y haz que te genere un rendimiento, aunque sea mínimo.
    Estos son mis consejos para ti joven dominicano.

  5. El ahorro es la base de la fortuna», dice el refrán. Pero entre muchos profesionales, sobre todo si son jóvenes y solteros, prevalece la tentación al despilfarro. Administrar tus finanzas de manera responsable no sólo tiene que ver con asegurar el futuro, sino con alcanzar objetivos a corto, mediano y largo plazo.
    1- Elimina deudas. Endeudarse, significa comprometer ingresos futuros.
    2 – Arma tu presupuesto. Si eres de los que termina la quincena en rojo, algo anda mal en tu planificación.
    3- Controla tus tarjetas de crédito. Con las tarjetas de crédito, y la posibilidad de hacer pagos mínimos, la gran tentación es gastar el dinero que no se tiene.
    4- Ahorra con una meta. Ahorrar por ahorrar es muy difícil, y seguramente te desanimarás pronto. El dinero debe ser un medio para ayudarte a alcanzar un objetivo, y no un fin.
    5- Pon tus ahorros a trabajar. No dejes tu dinero debajo del colchón y haz que te genere un rendimiento, aunque sea mínimo.
    Estos son mis consejos para los jóvenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.