LocalesPortada

EN SAN JUAN Cassandro Fortuna presenta último libro de Rafael Pineda


SAN JUAN DE LA MAGUANA.-El periodista Cassandro Fortuna destacó la obra literaria del poeta Rafael Pineda en la presentación del último libro de dicho escritor, en un acto celebrado en el salón de maestría profesor Jacobo Moquete, del Centro de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en esta ciudad.
A continuación presentamos el texto completo de la exposición de Fortuna:
PRESENTACIÓN DEL LIBRO “PREGUNTAS DE UN ESTUDIANTE QUE LEE”
DE LA AUTORÍA DEL POETA DOMINICANO RAFAEL PINEDA.

12 DE MAYO 2018. CENTRO UASD SAN JUAN DE LA MAGUANA.

Señores de la mesa de honor

Queridos amigos y amigas

Público presente

Buenas tardes

HOY tengo el inmenso privilegio de presentarle a ustedes el
último libro del escritor y poeta dominicano Rafael Pineda, quien en la
actualidad representa nuestro país  en la
República de Uruguay como Ministro Consejero de la embajada dominicana en ese
país suramericano.

Se trata de su noveno libro de poemas y que se titula
“Preguntas de un Estudiante que lee” y que como subtitulo tiene la siguiente
recomendación, cito: “para leer de tarde mirando al mar”. Es un libro que tiene
su manual de lectura.

Rafael Pineda es un intelectual dominicano de larga data. No
es un novato en el oficio de escribir. Es un maestro. Ha escrito mucha poesía,
varios ensayos y una novela. Es raro que no haya escrito, o al menos publicado,
una obra de teatro ya que es un viejo amante del teatro que ha dirigido varias
obras teatrales y ha sido profesor de teatro en la Escuela de Bellas Artes de
esta ciudad.

Rafael Pineda es todo un personaje. Un intelectual, pero
sobre todo un poeta.

En esta ocasión nos invita, una vez más, a entrar al
universo de su creación poética. Al mundo de la poesía, que según la
celebrada  intelectual alemana, Hilde
Domin, “es lo inútil, y al mismo tiempo lo irrenunciable”. Criterio que muchos
no comparten y que otros consideran muy acertado por su innegable enfoque
pragmático.

Al fondo, sentados, de izquierda a derecha,Constantino de los Santos (cantautor), Rafael Pineda y Cassandro Fortuna. En el podium Benito Alcántara
En efecto, en el mundo de hoy, marcado profundamente por la
velocidad, los cambios, el stress y la revolución tecnológica, son muchos los
que se preguntan si todavía necesitamos de poetas. Muchos se preguntan ¿poesía
para qué? Dicen que la poesía no sirve para decirnos cómo se construye una casa
o un puente o un gran edificio. Consideran que mejor que un libro es un manual
de ingeniería. Pregonan que la poesía pudo ser buena en la antigüedad y en la
Edad Media y hasta el siglo 19 y 20, pero que hoy podemos prescindir de ella.
Opinan que la poesía, hoy, no sirven para mucho. Que es poco práctica y que ni
siquiera dice cómo conseguir un empleo, ni siquiera malo, o como arreglar un
carro a una nevera.  Dicen que es poco
práctica. No nos dice cómo ganar amigos e influí sobre las personas, ni cómo
ser altamente eficaces ni nos enseña los hábitos de las gentes altamente
efectivas. En fin, se pregunta, ¿para que poesía, hoy, cuando nos absorbe a
plenitud la magia del twitter, el whatsapp y el Instagram?

Estos interrogantes me recuerdan una vieja discusión que una
vez tuvieron unos escritores franceses, entre ellos Jean Paul Sartre, quienes
montaron un congreso internacional  con
el objetivo de discutir para qué sirve la literatura en un mundo donde los
niños se mueren de hambre en diferentes lugares del mundo.

Esta introducción no es ociosa. Y no lo es porque hoy
presentamos un libro de poesía y muchos se preguntan ¿para qué puede servirme
este libro? Y la pregunta no está de más; si no todo lo contrario, es oportuna
porque viene como anillo al dedo. Preguntas y más preguntas y más preguntas

“Preguntas de un Estudiante que lee” es un libro de poesía
con muchas preguntas, así que preguntar no tiene nada de malo, si no todo lo
contrario.

A propósito de preguntas 
y respuestas, quiero contarles que cuando supe que el nuevo libro de
Rafael Pineda tenía como título “Preguntas de un Estudiante que lee” lo asocié
de inmediato con dos grandes escritores de la literatura universal: Berthold
Brecht y Pablo Neruda.

El primero porque escribió un famoso poema titulado
“Preguntas de un Obrero que lee” y al segundo por su gran devoción al mar.

En su nuevo libro Rafael Pineda junta a su estudiante que
lee (y que no es otro que el mismo Rafael Pineda) con el obrero inteligente
de  Berthold Brecht y ambos preguntan una
cosa o la otra y llegan a la misma conclusión: tantas preguntas, tantas
respuestas.(Pero sobre todo tantas preguntas sin respuesta).

El obrero de Berthold Brecht pregunta: “¿A donde fueron los
obreros la noche que terminaron la muralla china?”

El estudiante de Rafael Pineda pregunta: “Será verdad que
las minas de oro traen prosperidad y abundancia?

En cuanto al poeta Pablo Neruda, que fue el poeta favorito
de mi adolescencia (Crepusculario, su primer libro escrito a los 16 años, lo
leí tantas veces), era tan devoto del mar que se construyó una casa frente a él
en Isla Negra, en la región de Valparaíso, a orillas del océano pacífico, en
su  chile natal.

Rafael Pineda expresa su devoción por el mar con estos
versos (pag. 17);

Yo amaba el mar

Pasaba horas sin beber ni comer

Entre amaneceres y crepúsculos

Mirándole la cara al mar

El estudiante que lee, que se declara a sí mismo como un
estudiante necio, en sus muchas preguntas destila un conjunto de versos
cargados de un gran romanticismo, matizado de surrealismo, impresionismo,
ternura, protesta y con gran ironía reprocha el cinismo de los mentirosos.

En su Oda a Tom Santana, que es uno de los poemas más
importante el libo, Rafael Pineda reprocha que (pag. 75):

Los niños del caserío

Corren buscando escondite

Huyen del hambre

Lloran por sus estómagos vacíos

¿Quién llora con ellos?

¿Quién agoniza con ellos?

¿Quién los ayuda?

Una ironía, amarga como la hiel, brota de su poema “Dios
bendiga los soldados de Estados Unidos”, cuando escribe:

Dios bendiga a los soldados

Que manda Los Estados Unidos

Cada año a mi país en misión de paz

Y celebremos cada vez que echan a un antipático señor

Imponen sus leyes fuertes

Y mean sobre la cabeza de nuestros muertos.

Este Estudiante que Lee critica el cinismo de quienes
procuran, si no cambiar la Historia, al menos adulterarla o arreglarla conforme
sus particulares intereses espurios. Así el 11 de septiembre ya no es el día
aciago en el cual un conjunto de miliares perversos, asesorados por la CIA
derrocaron el gobierno legítimo del presidente chileno Salvador Allende, sino
que ahora ese día está oficialmente reservado a recodar la caída de las Torres
Gemelas en el World Trade Center de la ciudad de Nueva York.

En este libro, que circula hoy en San Juan de la Maguana,
hay mucho romanticismo y mucha ternura.

En Balada Triste para el Mar, que se me ocurre que se trata
de versos impresionistas porque se parecen mucho a los cuadros de Van Gog, el
poeta dice (pag. 17):

Un día desde el portal de mi casa

ví una figura meciéndose

sobre aguas azules verde

naranja

parecía una bailarina

danzando sobre aguas de mar

y era una deslumbrante mariposa.

Ternura, tristeza, melancolía…encontré en el poema “Balada
para la casa de mi madre” (pag. 26)

Mi abuela decía

No estés triste

No es fácil cruzar una montaña

No estés triste

El camino es para el hombre

Aunque sea largo

Yo tenía miedo e la noche

Tenía mucho miedo del camino oscuro

Lloraba y le tiraba las faldas

En fin, este  libro
extraordinario, que contiene 24 poemas, toca las fibras más profundas de
nuestro ser, llevándonos por una amplia gama de sentimientos y emociones en una
variedad de temas que invitan a la reflexión.

Escrito en un lenguaje sencillo y poético puede r leído
fácilmente por cualquier persona sin importan su grado académico.

“Preguntas de un Estudiante que Lee” es sobre todo un libro
humano, un libro  que invita al
optimismo, porque optimista es su autor, que sin  preocuparse por lo que piense Hilde Domin,
sin parar mientes en preguntarse para qué sirve la poesía , en su poema Oda a
Tom Santana no tiene ambages en decirnos :

Cada poema que escribo

Le da vida al amor

Le da fuerza a la vida

Muchas Gracias

12 de mayo 2018

San Juan de la Maguana.-

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.