El Mundo

El día que Vladimir Putin se puso a llorar


A Vladimir Putin no se le ha visto llorar muchas veces.
Es más, si algo caracteriza al presidente de Rusia es la sobriedadseriedad y entereza que lo retratan como un líder fuerte en el que el electorado parece confiar desde hace 18 años.
Pero muy al comienzo de su carrera hacia el Kremlin, Putin lloró.
El momento lo recuerda el periodista de la BBC Gabriel Gatehouse, que también viajó a Rusia para entrevistar a algunos personajes claves de las próximas elecciones presidenciales rusas.
Ocurrió el 24 de febrero del 2000, durante el funeral de Anatoly Sobchak.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.