GeneralNacionales

Instituto Duartiano califica de “vergonzante” acto de grupos de ascendencia haitiana frente al Altar de la Patria

Wilson Gómez Ramírez, vicepresidente del Instituto Duartiano y otros directivos de la institución.
SANTO DOMINGO.– El Instituto Duartiano  rechazó este martes el  acto que protagonizaron personas que reclaman una supuesta condición de nacionales dominicanos, “apelando a la ofensa e irreverencia de un sagrado recinto como el Altar de la Patria dominicana”, hecho que calificó de  vergonzante.
Wilson Gómez Ramírez, vicepresidente del Instituto Duartiano, recordó que  el Baluarte del Conde, Altar de la Patria, es la tumba definitiva de los héroes más elevados del país, Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Ramón Matías Mella, y existe una normativa vigente que faculta al Ministerio de Interior y Policía para cumplir con un protocolo con motivo de autorizar visitas, realizar ofrendas florales y acceder al mausoleo donde se encuentran las venerables cenizas de estos grandes dominicanos.
Expresó que la propia disposición que condiciona el otorgamiento de una autorización para ingresar a este recinto patrio, manda que las personas o colectividades que hagan la solicitud ofrezcan las debidas garantías de un comportamiento, serio y respetuoso, toda vez que se trata de un templo patriótico, por tanto, de un lugar solemne.
“Esta entidad patriótica entiende, que la pretensión de incursionar al Altar de la Patria de estos grupos, azuzados por sectores nacionales y extranjeros enemigos del país, interesados en provocar situaciones enojosas que parezcan “ataques xenófobos”, que nunca han existido en el país, para así hacerlos figurar en las redes sociales y medios de comunicación colectiva convencionales y venderlos internacionalmente, es cuanto se esconde detrás de este provocador y bochornoso acto”, sostuvo.
Indicó que se escoge el Altar de la Patria, a sabiendas de que en ese emblemático lugar se proclamó la Independencia Nacional y se enhestó por vez primera la Bandera dominicana, la gloriosa noche del 27 de febrero de 1844; “su ataque no solo es un ultraje a un espacio sagrado que es parte esencial de la dominicanidad, sino que también entraña la profanación de las sagradas tumbas de nuestros padres fundadores”.
En lo que respecta a las autoridades que tienen a cargo velar por el orden público, el Instituto Duartiano considera  que es preciso que asuman su compromiso con mayor entereza y sentido de responsabilidad, y no esperen que, en el marco de estas situaciones, se produzca una confrontación que podría arrojar resultados negativos de alcances impredecibles; por tanto, deben ejercer la autoridad que ponen en sus manos la Constitución y las leyes de la República Dominicana.

Ver Más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.