NacionalesPortada

No queremos políticos en las Altas Cortes

A partir de hoy los cuatro principales partidos de nuestro país se abocan a dialogar para ver qué van a hacer con el caso de la ley de partidos políticos, la reforma a la ley electoral y la composición de las llamadas “Altas Cortes”.

Los tres asuntos son importantes; pero vamos a dar nuestra opinión con relación a las altas cortes. En cuanto a ello el criterio generalizado es que los jueces que integren esas instancias judiciales no deben ser militantes o figuras reconocidas de ninguna de las orgaizaciones políticas que hay en la República Dominicana.

Colocar como jueces a  políticos es una forma burda de contaminar el sistema de administración de justicia en la República Dominicana. En efecto, cuando un político es llevado por otro político a una posición de juez ¿fallará este juez en su contra? ¿fallará en contra de sus intereses partidarios? ¿le dará la espaldas a quienes lo colocaron en el cargo?

Vamos a ser honestos. Ese juez es un preso de confianza de quienes le dieron la posición. Por eso el pueblo dominicano tiene tantas sospechas y suspicacias de las altas cortes actuales. Ahí está los políticos de tres partidos: PLD, PRSC Y PRD.

Es verdad que todos somos políticos. Vamos a estar claro en eso. Pero una cosa es ser político y otra politizar la administración de justicia. A las Altas Cortes debe ir gente creíble. Abogados en los que la sociedad confíe por sus convicciones jurídicas, por su ejercicio civico, por su probidad. No por su militancia política. No queremos dirigentes políticos en los tribunales del país.

Ahora que se va a discutir el tema, ojalá  y que el Senado de la República y el Consejo Nacional de la Magistratura  tomen en cuenta este parecer, que representa el sentir más genuino de la sociedad dominicana.

Ver Más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 2 =

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.