GeneralNacionales

Condenan 20 años hija pagó mataran a su madre;el sicario también fue condenado a 30

LA ROMANA.- El Tribunal Colegiado de la Cámara Penal de Primera Instancia de aquí condenó a 20 y 30 años de cárcel a dos de los implicados en la muerte de una empresaria arenera, entre los cuales figura una hija de la víctima como autora intelectual.
Zoraida Rodríguez Santana (a) Zury y Carlos José de Jesús Laureano (Carlitos) fueron declarados culpables de la muerte de Luz María Santana Rijo (La China), de 64 años.
La condena fue impuesta por los magistrados Francisco Domínguez, juez presidente, Carolina Castro y Araníbal Manzano, miembros.
El tribunal acogió la solicitud del Ministerio Público luego de ponderar las pruebas aportadas por el procurador fiscal Richard Guílamo y la fiscal adjunta Betty Polanco, entre ellas una interceptación telefónica.
Santana Rijo fue amarrada de pies y manos y expiró a causa de “asfixia por sofocación” con un soga de nylon en el cuello y un paño que le colocaron en la boca, el 27 de septiembre del 2011, en su oficina, en la calle Gregorio Luperón, cerca del liceo público. La dama era dueña de una próspera mina de caliche.
Según la fiscalía, Zoraida Rodríguez Santana –“Zury”-, condenada a 20 años de prisión, pagó 1 millón de pesos a “Carlitos” para que matara a la empresaria y así quedarse con el manejo de los bienes económicos.
Un día antes del crimen, “Zury” transportó en su vehículo a Carlos José de Jesús Laureano, quien junto a dos desconocidos que lo acompañaban penetraron por el trayecto que da acceso a las oficinas de la fallecida.
Testigos declararon que la hija de la empresaria esperaba fuera con evidente nerviosismo.
El día siguiente fue encontrado el cadáver de Luz María Santana Rijo (La China), y se presume que él o los asesinos penetraron por un agujero hecho en la parte trasera de la oficina.
El Ministerio Público señaló en la audiencia de fondo que tras el deceso de su madre, Zoraida Rodríguez Santana administró la mina de caliche y logró que se dividieran los bienes.
“La China” era el tronco de una conocida familia de tradición comercial. Su fallecido esposo Luis Rodríguez era apodado “Luis Surimat” por el bar y hotel que poseía en la década del 80, precisamente frente a donde ocurrió la tragedia.
La víctima residía en Buena Vista Norte, pero cada tarde acudía al lugar a depositar documentos, dinero y hasta para compartir con los vecinos del sector.
Tenía tres hijos: Luis, Soraida y Adalgisa Rodríguez.
Zoraida Rodríguez Santana (a) Zury cumplirá su condena en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Anamuya, en Higüey, mientras que Carlos José de Jesús Laureano (Carlitos), de 32 años, en el recinto de La Romana.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.