GeneralNacionales

Lo fácil que puede terminar una familia, ironía de la vida

El fatal accidente del pasado sábado es la triste historia de cómo se puede destruir dramáticamente una familia bonita y estable, y cómo unos hijos, de un estado familiar óptimo, pueden pasar a la incertidumbre y al cambio de vida que los marcará de una vez y para siempre.


Félix Jiménez , joven abogado, graduado en la Universidad O&M, y Gloria Aguiar salieron el pasado sábado, 28 de junio. Les acompañaba su pequeña hija, Brendy Nicole, de ocho años, y el padre de Félix. Como nota curiosa de la tragedia resulta que un vecino de ellos cogió una bola, como decimos en buen dominicano, y sin saberlo se inscribió en la lista de los que habrían de fallecer unas pocas horas después.


La  pequeña Brendy Nicole, con tan solo ocho años, le acompañaba a todas partes. Sus padres no la dejaban nunca con ninguna otra persona. El otro hijo, Randy, de pronton quedó huérfano, sin padres y su única hermana también extinta. Se menciona  otro hijo, Yeissel, de quien no ha hablado.


Félix y Gloria eran un matrimonio joven. Era felices. Tres hijos, dos varones y una hembra, y todo un mundo por delante.Hasta el fatal accidente del sábado. No se ha establecido quien hizo el rebase fatal: pero el carro toyota que conducía Félix terminó colisionando con una Jeepeta, en la que estaban Héctor Vladimir Frías Nin y Eunice María Rosa Gómez, y ahí se originó la tragedia que cobró cinco vidas en condiciones dramáticas.


Esta es una historia muy triste y amarga, de las ironías de la vida, y de cómo una bella familia se puede destruir en un instante. En un abrrir y cerrar de ojos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.