Salud y Nutrición

Las mejores posicIones para tener sexo una mujer embarazada

Mantener la armonía y la intimidad en la pareja durante el embarazo es bueno y útil, desde un punto de vista, físico o psicológico, tanto para la mujer como para el hombre

¿Se pueden practicar todas las posiciones sexuales durante el embarazo? ¿Cuál es la mejor postura sexual durante el periodo gestación? ¿La libido en el embarazo se ve afectada de alguna manera? Estas son algunas de las preguntas que más se hacen las embarazadas, relacionadas con el sexo.

En este sentido, las estadísticas señalan que el temor de hacer daño al feto, un abdomen cada vez más voluminoso y la sensación de tener un pequeño «intruso» como testigo de la propia intimidad hace que el 50% de las parejas que están esperando un bebé deje de tener relaciones sexuales conforme avanza el embarazo.

Sin embargo, mantener la armonía y la intimidad en la pareja durante el embarazo es bueno y útil, desde un punto de vista, físico o psicológico, tanto para la mujer como para el hombre.

Especialistas aseguran que, durante el embarazo, mantener relaciones sexuales resulta muy gratificante y placentero. A partir del segundo trimestre de embarazo, la mujer está más predispuesta a practicar sexo y se excita más rápidamente, gracias a un aumento de la vascularización y vasocongestión de los órganos genitales.

¿Cuáles son las mejores posturas sexuales en el embarazo?

Aquí te la enumeramos.

1. Boca arriba, con las piernas flexionadas

La mujer boca arriba, apoyada sobre sus codos, con las piernas flexionadas y abiertas.

El hombre arrodillado frente a ella. Si quieres levantar tu pelvis, apoya la cola sobre una almohada o un almohadón. Como esta posición permite una penetración bastante profunda, no siempre es bien tolerada en la segunda mitad del embarazo.

2. Recostada al borde de la cama

La mujer acostada de manera tal que su pelvis quede en el borde de la cama, y sus piernas apoyadas en el piso.

El hombre, arrodillado delante de ella. Si es necesario levantar más la pelvis, podés colocar un almohadón debajo de tu cola. Por el contrario, si su pelvis queda más abajo que la tuya, él puede poner uno o dos almohadones debajo de sus rodillas.

Esta posición resulta muy cómoda, aun en los estadios más avanzados de la gestación.

3. Mujer parada, hombre detrás

La mujer parada, con las piernas levemente separadas y el torso inclinado hacia delante.

El hombre, parado detrás de ella. El pene ingresa por detrás. Para que te resulte más cómodo, puedes ubicarte delante de una colcha o una mesa, donde apoyar los antebrazos. Esta posición también puede realizarse con o sin penetración.

Variante: La mujer en cuatro patas, pero apoyada sobre los antebrazos, de forma tal que los hombros queden por debajo de su cadera. El hombre arrodillado detrás de ella. El pene ingresa por detrás.

En esta posición, tu pareja puede estimularte el clítoris con la mano durante la penetración.

4. La cucharita

La mujer recostada de lado, y el hombre acostado detrás de ella. El pene ingresa por detrás.

En esta posición, el abdomen de tu pareja queda pegado a tu cola. Resulta bastante cómoda durante la gestación, especialmente en los últimos meses, cuando la panza ya está muy grande y pesada. La penetración no es demasiado profunda, por lo que podrás tolerarla perfectamente, aun en la etapa final del embarazo. Otra opción es practicarla sin penetración, estimulando el clítoris.

5. Sentada sobre él

El hombre acostado boca arriba. La mujer sentada, de frente o de espaldas, sobre él.

Es una posición bastante cómoda cuando la panza está abultada, porque evita la presión sobre el vientre. Además, te permite dominar la situación, ya que podés regular los movimientos y controlar el ritmo y el ímpetu de la penetración.

6. Boca arriba, piernas elevadas

La mujer recostada boca arriba, con las piernas flexionadas y levantadas. El hombre enfrente de ella.

Si a tu pareja y a usted les gusta la posición del misionero, pueden ensayar esta variante, mientras el tamaño de la panza lo permita (no es la ideal para el último tramo de la gestación). Acuéstate boca arriba, flexiona y sube las piernas, y sujétalas con las manos (cuanto más levante las piernas, más profunda será la penetración). También puedes apoyar tus piernas sobre el pecho o los hombros de tu pareja. Para elevar más la pelvis, coloca una almohada o un almohadón debajo de tu cola.

7. El perrito

La mujer en “cuatro patas”, y el hombre arrodillado detrás de ella. El pene ingresa por detrás. Esta posición puede realizarse con o sin penetración. Para que puedas relajarte mejor durante la relación sexual, coloca dos o tres almohadas para apoyar el pecho y la cara. La alternativa sin penetración es ideal durante los últimos meses, cuando la entrada del pene puede resultar molesta. Además, esta opción permite una óptima estimulación del clítoris. Si usas un lubricante, será aún más placentera.

8. Sentada sobre él, en una silla

El sexo no tiene por qué limitarse a una cama. Una silla bien sólida puede resultar una excelente alternativa, en especial durante el embarazo. En esta posición, el hombre está sentado en una silla, y la mujer sentada (de frente o de espaldas) arriba de él. Esta postura te permite un óptimo control de la penetración.

La posición “del misionero” no es la más recomendada: el cuerpo del hombre ejerce demasiada presión sobre la panza.

Fuente: Agencias

ATENCIÓN: SI quiere recibir las noticias de EL GRANERO DEL SUR directamente en su whatsapp escríbanos un mensaje al whatsapp (829) 577-5416, diga la comunidad donde vive, y las recibirá automáticamente. Solo noticias. No Chat.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.