Opinión

Mi pueblo ya no es mi pueblo / Tomas Aquino Méndez

Tamayo, mi pueblo, envejece. Se transforma. Penosamente muchas cosas no han cambiado para bien, pero la vida y el mundo siguen y tenemos que entender ese proceso

Por Tomás Aquino Méndez

«Mi pueblo ya no es mi pueblo, es una ciudad cualquiera. Aunque todo este muy bello, yo lo quiero como era». Así reza la canción de Luisito Rey.

Tamayo, mi pueblo, envejece. Se transforma. Penosamente muchas cosas no han cambiado para bien, pero la vida y el mundo siguen y tenemos que entender ese proceso. El pasado10 de marzo Tamayo cumplió 77 años de haber sido convertido en municipio. Ya antes existió como Hatico, una común con pocas viviendas y reducidos habitantes. La lucha de un puñado de hijos del pueblo, encabezados por el fenecido Fabián Matos de la Paz, lo convirtió en municipio ese 10 de marzo de l943.

Ahí comenzó el crecimiento. Vinieron las calles, la energía, el ayuntamiento, las oficinas y el despegue hacia el progreso. Nada de eso cambió la hermandad entre los tamayenses. Conocido por años como capital del plátano, por la calidad de su producto, Tamayo también es tierra de artistas y sobresalientes profesionales. Pasados los años llegó al municipio la emisora Católica Radio Enriquillo y con ella sucursales bancarias, viviendas más lujosas, compañías telefónicas, y tantas otras cosas que a su vez han atraído nuevos rostros, otras familias y un aumento de la población con sus cosas buenas y malas, incluyendo la delincuencia y las drogas. Todo eso lo trae «el desarrollo».

Ya no es el pueblito de vecinos que intercambiaban la comida al medio día y se reunían a rezar el Santo Rosario en una casa distinta cada día. Eso se ha ido limitando a algunas familias y solo en la Noche Buena y la Semana Santa. Pero, a pesar de los cambios, siento gran amor por mi pueblo, por su gente sencilla, amante de la música, del baile, y la solidaridad entre vecinos.77 años es buen momento para hacer que Tamayo, nombre de aquel indígena compañero de lucha del cacique Enriqullo, recobre su esplendor y su temple. Tiempo para que este 15 de marzo escoja autoridades que se dediquen a resolver sus males fundamentales, sin politiqueria y encaminados a consolidar su desarrollo, su tranquilidad y su unidad pueblerina. Te amo Tamayo.

listindiario.com.do

ATENCIÓN: SI quiere recibir nuestras noticias directamente en su whatsapp escríbanos un mensaje al whatsapp (829) 577-5416 y las recibirá automáticamente. Solo noticias. No Chat.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.