Sin categoría

Ahora o Nunca!/ Américo Valenzuela G

En el breve instante respiré oxígeno puro y nuevo, y rápidamente reflexioné recordándome a si mismo que yo había pasado ya por aulas de tres universidades, que era un hombre de las izquierdas, y que estaba allí representando los intereses de una institución del gobierno

Por Americo Valenzuela G

Quise ordenarle callar al ver los ademanes y la gestosa actitud con que se levantó aquel arrogante hombre de parcela, al escuchar el tono de voz y su amenazante sentencia, quise levantarme de un solo tirón, y sacarlo de allí, ó abandonar ese encuentro, alejarme del lugar sin volver atrás.

Al enojo se sumaban otras odiosas rencillas que venía acumulando, para mi esos pocos minutos resultaron insoportables y explosivos frente a una actitud irracional, desafiante, e impositiva de un hombre que no había puesto el más mínimo esfuerzo ni la más pobre colaboración con el desarrollo de las obras de beneficios del riego agrícola que por varios años nos mantenían en aquel lugar. Pero detuve el ímpetu, y él terminó su exposición.

En el breve instante respiré oxígeno puro y nuevo, y rápidamente reflexioné recordándome a si mismo que yo había pasado ya por aulas de tres universidades, que era un hombre de las izquierdas, y que estaba allí representando los intereses de una institución del gobierno. Y que él era tan solo el habitante de un lugar inhóspito y olvidado, cargado del lastre de las desesperanzas y de las miserias ancestrales propias de este sistema de cosas, de la indiferencia de los gobiernos, una víctima más de la ausencia de educación y de oportunidades, quizás con padecimientos físicos ante la falta de centros de salud.

Cuando ha pasado el tiempo he podido comprender que era él y no yo quien tenía la razón. Porque limpiando la olla de pajas el grano sobresale más, dejando de lado lo superficial de él, y el ego mío, resultó más humano y más auténtico, incluso más valiente, era él y sus familiares, vecinos y allegados, quienes durante toda la vida habían esperado la participación del Estado en sus comunidades. Y ya estaba allí, éramos nosotros una de las cabezas de constructores de infraestructuras.

Había ocurrido que ya varias veces estos campesinos detuvieron las excavaciones de la plataforma de un canal de interconexión entre un dique en construcción sobre el Rio Caña en el sitio llamado La Puerta, del poblado El Llano, en la Provincia Elías Piña, y una antigua regola llamada Caña-Matayaya bajo amenazas de incendiar equipos y un buldozer, a no ser que nosotros hiciésemos con ellos el compromiso de favorecer sus tierras con ese caudal que se detendría justamente a puertas de sus bienes familiares y comunitarios, ese caudal estaba contemplado en sus orígenes para uso exclusivo de terrenos ubicados en Las Matas de Farfán y Matayaya, y no aportaría soluciones a las comunidades demandantes: La Jagua y El Naranjo. El rio está más cerca de estos que de aquellos, el resultado ante estos seria como el de Moisés quien llegó y vió la tierra prometida pero no puso pies sobre las mismas.

El argumento ultimo y final expuesto en esa reunión por ese campesino, no es una locura, es una convicción, es el fruto de una situación que ya tiene arraigo en el campo y entre las asociaciones de productores de todo este país: Ahora o nunca. Sabemos a qué se refiere. Si los técnicos y profesionales responsables de esos trabajos los terminamos y salimos del lugar, ya no se cumplirían nuevas promesas en beneficio de esta región. Ellos decidieron luchar y arriesgarlo todo para lograr que consideráramos ahora sus peticiones. Y lo creo así. Las Visitas Sorpresa abrieron al campesino productor, la vía de contacto con el Estado. Y de estas desaparecer, olvidémonos de ese tipo de obras sociales. Por todo esto, Ahora y Nunca. Podemos comprender la raíz de la actitud del campesino…? Es de vida o muerte. Entonces aprendimos de ellos a ser aliados.

AVISO: Si usted quiere recibir las noticias de EL GRANERO DEL SUR en su WhatsApp, escríbanos un mensaje con el nombre de la ciudad donde vive al WhatsApp: (829)-577-5416 y las noticias le llegarán automáticamente.- Advertencia. Solo noticias. No Chat.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.