Opinión

Lo que Leonel ha hecho es increíble

Para mí que se dejó llevar. Cosa fatal para un líder de sus dimensiones, cuya estrella parece declinar

Lo que Leonel ha hecho es increíble. Jamás hubiera imaginado que un hombre inteligente tendría nunca una salida como esa a una crisis, propia de todos los partidos.

Pero todas sus luces intelectuales se apagaron.

Para mí que se dejó llevar. Cosa fatal para un líder de sus dimensiones, cuya estrella parece declinar. Pero digo que lo que acaba de hacer, irse del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y luego vociferarle a todos sus compañeros: ¡E’ pa fuera que van! parece cosa de un muchacho guapetón, irreflexivo, que en medio de una trifulca grita lo primero que se le ocurre en contra de sus contrarios.

Pero eso no es nada. Se fue del PLD porque estaba disgustado con cuatro personas: Danilo y tres de sus más importantes colaboradores. No se fue ni siquiera por el danilismo, corriente peledeísta en donde tiene millares de simpatizantes que le hubieran hecho la campaña con mucho gusto si hubiera ganado las primarias. Eso se vio ya en el 2008. Danilo perdió las primarias. Dijo «me venció el Estado» y pese a ello instruyó a sus seguidores para que se sumaran a la campaña de Leonel, y el 16 de mayo, cuando estuvo en mesa de votación, dejó que se viera su voto para que el país supiera que había votado por su archirival. 

Pero Leonel estaba demasiado ofuscado para pensar en eso. Y se inclinó por lo que podría ser un suicidio político.Porque ¿cómo se atrevió Leonel a irse, así por así, de un partido por el cual fue tres veces presidente de la república, del cual era presidente, y en donde descansa todo su brillo y prestigio histórico nacional e internacional? ¿Cómo es que ahora proyecta esa organización como lo peor de este mundo, si en ella solo tuvo distinciones y privilegios hasta el último día? A más de eso, un pleito con Danilo no debió  significar para él un pleito con el PLD, en todo su conjunto, pues en ese partido hay muchas cabezas pensantes, mucha gente independiente, muchos espíritus libres, aunque ahora sea el tiempo de Danilo, como ya en una ocasión también hubo un tiempo de Leonel.

A ese partido le espera un tiempo de Gonzalo, un tiempo de Reinaldo, un tiempo de Francisco Javier…a ese partido le falta, todavía, mucho por darle a la República Dominicana. Bien lo definió él mismo como una fábrica de presidentes…

La verdad, nunca imaginé que Leonel podría ser tan obtuso, en un momento crítico, para él, de su carrera política. Pero me parece que tiene mucha gente mediocre a su alrededor. Personas sin liderazgo, sin visión política, que lo más viable que encontraron fue darle rienda sueltas a una gran molestia patrocinando una ruptura absurda con el partido más grande y poderoso que tiene nuestro país en este momento.

Yo digo que fue una locura.

Los integrantes de las bases del PLD están en shock. Pero no se irán de su partido, porque ¿para donde? Leonel, por decirlo así, se fue a lo loco.

Una vez leí que cuando uno fuera a levantar un muro no debía pensar tan solo en lo que estaba quedando dentro del muro, si no también en lo que estaba quedando fuera de este.

Con su decisión Leonel fue tan egoísta, que cayó en la mediocridad, a un punto tal de gritarle a la gente de su partido que era para fuera que iban. El gobierno, y muchas instituciones descentralizadas, están llenas de gentes del PLD, hombres y mujeres, a diferente escala social, económica y política, que durante años dieron, y siguen dando todo por su partido. No importa quien sea el candidato. Para ellos, desde la capital de nuestra república, hasta  el rincón más apartados del país, resulta horroroso, para no decir indignarte, que Leonel, por el que trabajaron duro por muchos años, a quien consideran un hombre de sumo valor político, sea quien esté ahora patrocinando su ruina.

Todo ello sin mencionar el dilema que le ha creado a millares de peledeístas, seguidores suyos, que políticamente lo único que han tenido es el PLD por  30 años y más.

Todo ello sin mencionar los hombres y mujeres, con gran liderazgo, que ganaron en buena lid sus respectivos candidaturas en las primarias del 6 de octubre. El senador Vargas, el alcalde Abel, entre otros…hombres íconos de su corriente política a lo interno del PLD, dicen que no se van de su partido y que no lo seguirán. Ello es solo la parte superior del iceberg.

Yo, todavía, no salgo de mi asombro. Pero su acción me enseña, una vez más, que antes de tomar una decisión emocional y precipitada, hija del orgullo, la molestia y la rabia, es más conveniente hacer un alto en el camino, dejar de oír voces agoreras, de gente con menos preparación y experiencia que uno, y finalmente tomar la decisión más prudente y madura que esté a nuestro alcance.

En verdad, es mucho lo que todavía puede decirse de ese paso, a todas luces desacertado, dado por  el ex presidente dominicano, pero lo cierto es que salir del PLD nunca debió ser opción para Leonel.

AVISO: Si usted quiere recibir las noticias de EL GRANERO DEL SUR en su WhatsApp, escríbanos un mensaje con el nombre de la ciudad donde vive al WhatsApp: (829)-577-5416 y las noticias le llegarán automáticamente.- Advertencia. Solo noticias. No Chat. 

Relacionados

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.
Ir a la barra de herramientas