Arte, Ciencia y Literatura

Curiosidades sobre la vagina

Cosas que no sabías sobre la vagina

Aunque la mitad de la población mundial tiene una vagina, es probable que haya mucho que no sepas sobre esta pieza esencial de la maquinaria reproductiva femenina. Prepárate para aprender sobre ella a través de esta serie de datos sorprendentes sobre las partes femeninas.

Si eres mujer y simplemente escuchar la palabra «vagina» hace que sientas cierta vergüenza, no estás sola. No eres la única. De hecho, una encuesta de 2016 publicada por The Eve Appeal descubrió que un enorme porcentaje, concretamente el 65% de las mujeres jóvenes tienen problemas para decir la palabra «vagina», y muchas prefieren usar otros términos menos directos como “vulva” o incluso otros más coloquiales y vulgares como “cuca” o “chichi”.

Sea como fuera como la llames, hay una cosa en la que todos podemos estar de acuerdo: la vagina es vital para la reproducción humana y juega un papel importantísimo en la satisfacción sexual.

Pero hay mucho más sobre la vagina de lo que nos damos cuenta en un primer vistazo. Por ejemplo, ¿sabías que la palabra «vagina» se deriva de la palabra latina para «vaina»?

El conocimiento es poder, especialmente cuando se trata de vaginas. Pero hay mucha información errónea por ahí y en eso deberías estar de acuerdo con nosotros.

Mucho de lo que escuchamos y leemos sobre las vaginas no solo es inexacto, sino que también puede hacernos sentir todo tipo de incomodidades y estrés innecesarios.

Así que reunimos un montón de hechos totalmente verdaderos sobre la vagina para ayudarte a navegar por el laberinto de mentiras acerca de esta zona íntima femenina y a apreciar el cuerpo de la mujer en todo su esplendor.

Para empezar, ¿crees que es posible que una vagina esté demasiado apretada para tener relaciones sexuales? Jamás. El dolor o la incomodidad a la hora de tener sexo es un síntoma de otros problemas. En su estado no excitado, la vagina mide entre 7,6 y 10 centímetros de largo y puede no producir suficiente  lubricación para tener relaciones sexuales cómodas.

Sin embargo, cuando se excita, la vagina se expande a lo ancho y largo y libera lubricación. Una mujer puede abordar el dolor, la incomodidad o la sensación de estar demasiado apretada al pasar más tiempo en los juegos preliminares generando mayor excitación antes de la penetración y utilizando un lubricante si es necesario.


Conozcamos más curiosidades sobre la vagina.

No es lo que piensas

Cuando hablas de la vagina, podrías pensar que te estás refiriendo a la parte más privada e íntima de una mujer, pero estarías equivocado. En cambio, la palabra vagina en realidad se refiere a una parte específica del sistema reproductivo femenino. Es el tubo muscular que va desde la vulva, que se refiere a los genitales femeninos externos, incluidos los labios y el clítoris, hasta el cuello uterino.

No puedes perder un tampón en la vagina

Es posible que haya escuchado algunas historias terroríficas acerca de este asunto, pero el lector se sentirá aliviado al saber que es imposible perder un tampón en la vagina; la abertura en la parte superior de la vagina es claramente demasiado pequeña para que pueda escapar por ahí. Sin embargo, sí que es es posible que se pegue un tampón. Si este es el caso, hay que acudir al médico para que lo extraigan. Dejarlo allí por mucho tiempo puede aumentar el riesgo de síndrome de shock tóxico.

La vagina es como el vino

El pH normal de la vagina es inferior a 4,5, que es similar al pH del vino. Los lactobacilos son las bacterias «buenas» que dominan la vagina; ayudan a mantener los niveles de pH normales en nuestras partes femeninas y previenen el crecimiento de bacterias que causan infecciones. Cuando los niveles de lactobacilos caen, los niveles de pH vaginal pueden elevarse por encima de 4,5, que es el caldo de cultivo ideal para infecciones vaginales, como infecciones por hongos y vaginosis bacteriana.

La vagina tiene algo en común con los tiburones

Una de las particularidades respecto a la vagina es que contiene escualeno, una sustancia que puede encontrarse en el hígado de los tiburones -y ocupar una cuarta parte de su cuerpo- y que es un compuesto lubricante natural. Los tiburones y también las rayas, consiguen flotabilidad gracias a esta sustancia, ya que es menos densa que el agua de mar. Como curiosidad, el escualeno se utiliza en algunos tipos de vacunas contra la gripe y el  paludismo.

Estar sentada mucho tiempo no es bueno para la vagina

Estar sentada durante un largo periodo de tiempo no solo puede provocar dolor de espalda, sino que también puede aumentar el riesgo de una infección vaginal por bacterias. Y es que cuando permanecemos sentados en una posición fija, la zona genital se calienta porque el flujo de aire también se reduce y se incrementa la humedad. Así, la fricción, el calor y la humedad en el área genital causan irritación, y proporcionan el caldo de cultivo perfecto para las bacterias. Lo mismo puede asociarse a la ropa ajustada. Unos vaqueros excesivamente ajustados aumentan significativamente el riesgo de infecciones vaginales por el mismo motivo.

En verano, hay que extremar las precacuciones puesto que la salud genital se puede ver afectada por estas amenazas: vaginitis, cervicitis einfecciones urinarias.

Muyinteresante.es

AVISO: Si usted quiere recibir las noticias de EL GRANERO DEL SUR en su WhatsApp, escríbanos un mensaje con su nombre al WhatsApp: (829)-577-5416 y las noticias le llegarán automáticamente.- Advertencia. Solo noticias. No Chat.

Relacionados

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.
Ir a la barra de herramientas