DeportesPortada

Santana se despide de Cleveland con emotiva carta

Filadelfia.-El inicialista dominicano Carlos Santana, quien ha firmado con los Filis por tres años como agente libre, se despidió de los fanáticos de los Indios – equipo con el que había jugado desde su debut como ligamayorista en el 2010 – con una carta emotiva.

Este proceso ha sido uno de los más difíciles que me ha tocado vivir. No es fácil no saber que te guarda el futuro. Lloré cuando me di de cuenta que ya no volvería a uniformarme, ni a vivir en la ciudad de Cleveland.
Lo único que conozco es Cleveland. Disfruté mi tiempo allí. En Cleveland me convertí en pelotero de Grandes Ligas. También en hombre, esposo y padre. Fue en Cleveland que compré y le di mantenimiento a mi primera casa. Pasamos de perdedores a ganadores. Cultivé amistades que tendré por el resto de mi vida. Me enamoré de Cleveland. Gracias por corresponderme ese amor. Las palabras no bastan para expresar lo mucho que extrañaré a Cleveland. Créanme, los extrañaré a todos.
Voy a echar nuevas raíces en Filadelfia, pero dejo parte de mi corazón en Cleveland. Traté de dar lo mejor de mí durante todos estos años y espero que me recuerden como buen ciudadano de Cleveland y buen compañero. Le deseo lo mejor a la organización. A la familia Dolan, Chris Antonetti, Mike Chernoff, Tito Francona y sus coaches, Tony Amato y su equipo, los entrenadores, personal de video y toda la familia de los Indios de Cleveland, gracias por velar por mí y por mi familia durante todos estos años. Nunca sabrán lo importantes que son para mí.
Me voy a Filadelfia a ayudarlos a construir un equipo ganador. Estoy listo para el reto. Me entusiasma el trabajo que me espera. Hasta que nos volvamos a ver, ¡sean maravillosos!
Su servidor, Carlos Santana

Ver Más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − cuatro =

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.