Opinión

Opinión: La indolencia en la sociedad Dominicana

Por: Emerson Fortuna


Me animo a escribir estas lineas por la falta de interés, por los seres humanos y la indolencia de nuestra sociedad hacia una gran parte de estos, un mal que ha ido creciendo en los últimos tiempo en la República Dominicana; y no me refiero específicamente a la la ola de delincuencia que ha azotado al país.  Sino, a casos muy lamentables en nuestra sociedad. como el caso de las dos niñas desaparecidas en hechos distintos,Carla Massiel y Facelis turbi de esta segunda dice la información que tiene 10 añitos.  

Sin embargo ya se estaba diciendo que una de las niñas había aparecido, tal vez por la insistencia en los medios de comunicación, pero en el día de hoy salio otra información donde la madre  de Carla Massiel desmiente  que su niña haya aparecido como se ha difundido en algunos medios de comunicación y redes sociales. No se sabe la suerte que han corrido estas niñas, si aun siguen con vida, si están muertas, Dios no lo quiera.

El otro caso es el del obrero que cayo en un hoyo en la Plaza de la salud, murió, y “no hay forma de sacarlo” solo es posible con una maquina que en el país no la tenemos, y por consiguiente no se va a poder sacar ese pobre cadáver de allí, pero apostamos a que si el cuerpo sin vida en cuestión fuera de alguien importante o si se tratara de alguna familia de renombre, o uno de los empresarios de esas instalaciones hace tiempo que la tal maquina estuviera aquí , o ya hace rato lo hubieran sacado del hoyo.

Pero se da la información de que le roban un reloj Rolex al ex Ministro de Obras Públicas Víctor Días Rúa, y por arte de magia aparece el reloj, y los implicados, pero resulta que en los medios de comunicación se habla de la molestia que produce este hecho comparado con los mencionados atrás, y ahora resulta que no que falta otro implicado y el  famoso reloj Rolex que se había dicho que se recuperó esta en manos de otro implicado que esta prófugo. 
Así se habla del Rolex de este ex-Ministro como una información mas importante que la desaparición de estas niñas, el cuerpo sin vida del obrero en un hoyo imposible de sacar, así está nuestro país.

Pero, si nos vamos mas atrás, antes de todo lo mencionado arriba, nos topamos con el caso del medallista dominicano de los Juegos Panamericanos, Josué Encarnación, viviendo en condiciones inhumanas, gracias a Dios los medios llevaron  su situación a la luz , y el Presidente de la República dispuso que se le entregara una vivienda digna al joven. (que por cierto jamas se ha vuelto a saber nada de el y en que quedó esa buena obra del Presidente, sería bueno ver que ha sucedido)

Pero, nos cuentan de otros tantos deportistas en el país que se “están comiendo los botones” con situaciones similares a la vida y la vivienda en la que vivía Josué (suponemos que ya debe estar en una mejor vivienda)

Podríamos alargar mas esta lista con casos ya conocidos, casos penosos, absurdos, abusivos en la República Dominicana.

Hemos visto las marchas que se hacen en diferentes puntos del país, algunas por Loma Miranda, otras en contra de la violencia intrafamiliar, en contra del cáncer de mama etc… (marchas que por cierto una gran parte de ellas las vemos bien) y causan su impacto, captan la atención. 

Pero en nuestro país, el tanto tienes tanto vales, al parecer no se puede remediar, y creo que eso amerita que nos revisemos  todos los dominicanos como sociedad que somos, que siente, esta forma de comportarnos amerita atención, por que estos temas deberían sensibilizar y tocar el corazón de nuestra sociedad que se deteriora paulatinamente.

El autor es abogado

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.