GeneralNacionales

Los que se salvaron del accidente cuentan el terror que les rompió el corazón

“Tuve que caminar entre personas muertas y pedazos de cuerpos para salir de la guagua, porque yo iba atrás”, dice Malie Lila Numa, de 60 años, con acento extranjero, mientras permanecía ayer  acostada en una de las camillas del área de emergencia del hospital de Traumatología Dr. Darío Contreras.
La señora, quien dice vivir en Las Terrenas desde hace muchos años, es una de las sobrevivientes del accidente ocurrido la tarde del jueves durante un  choque entre un autobús repleto de pasajeros y un camión de carga, a la altura del kilómetro 30 de la autovía de Samaná. Ayer mantenía uno de sus ojos cerrados fruto de un hematoma que le mantiene amoratada una gran parte de la cara y heridas en sus pies.
En otra área de la emergencia, con yeso en un brazo y traumas diversos en la cara,  pero ya lista para marcharse a su casa, estaba Yenifer Montero, de 23 años, quien dice iba junto a su hermana Julieta, de 15 años, justo en el asiento al lado de la puerta de salida.
Cuenta que nunca perdió el conocimiento, por lo que pudo sacar a su hermana, que quedó atrapada con el asiento, y al cobrador, que con el impacto quedó encima de ella. “Yo estoy viva de milagro, fue algo bien difícil”, señala, mientras recuerda que ambos choferes se trasladaban a gran velocidad y que el momento del accidente estaba lloviendo fuerte.
En una de las salas de internamiento, está ingresada Dominga Sánchez, quien dice que estaba dormida al momento del accidente, por lo que cuando despertó se vio atrapada en el vehículo, así que llamó pidiendo ayuda para que la sacaran.
Al igual que la mayoría de los afectados vive en Las Terrenas, dice que en ese momento solo veía mucha gente muerta, lo que le causa mucha tristeza, ya que muchos de los que iban en el autobús son sus conocidos, pero actualmente no sabe si están vivos o muertos.
Hospitalizados
En tanto, por lo menos diez pacientes, tres de ellos en unidades de cuidados intensivos, continúan ingresados en los hospitales de traumatología Darío Contreras y Ney Arias Lora, donde fueron trasladados luego del accidente.
En el Darío Contreras, donde inicialmente ingresaron 15 pacientes, siete fueron dados de alta, unos dos traslados a otros centros a petición familiar, mientras dos permanecían ingresados en el área quirúrgica; dos en recuperación del área de emergencia; una paciente en sala y un menor de 10 años en la unidad de cuidados intensivos.
En el Ney Arias Lora continúan cuatro pacientes ingresados con traumas diversos, dos de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos. De acuerdo al director del hospital Darío Contreras,  José Gabriel Aponte, todos los pacientes ingresados están estables, aunque destacó que tres de ellos presentan estados más delicados por los traumas que recibieron, entre los que figura un niño de 10 años. El accidente dejó 13 personas muertas y 24 heridos. El hecho  ocurrió pasadas las 4:00 de la tarde cuando la guagua Mitsubishi, placa I058310 del Transporte Las Terrenas que salió de Santo Domingo, colisionó con el camión Isuzu, placa L323062.
listin.com.do

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.