Opinión

Opinión: ¿Cree usted en la palabra de Quirino?

Por: Emerson Fortuna Batista
Calumnia calumnia que
algo queda
Nicolás
Maquiavelo (Diplomático)  
En el asunto Quirino
Ernesto paulino Castillo atropellando al Dr. Leonel Fernández, antes que todo,
debemos hacernos una pregunta, y de allí pues, se derivarían otras, pero
comenzando con esta:
¿Cree usted en
la palabra de Quirino?
Creer es Considerar
una cosa como verdadera o segura o pensar que existe, sin tener pruebas de su
certeza o un conocimiento directo de la misma.
Yo creo en Dios.
Yo creo en
Jesucristo
fundador de la religión cristiana, a quien sus
seguidores consideran el hijo de Dios.
Yo creo en Juan Pablo Duarte y Díez  es considerado uno de los padres de la
patria y fundador de la República Dominicana.
En mi
opinión,  podríamos  hacernos este planeamiento de suma importancia
y de ahí decidir si tiene validez o si es una mentira, es decir un engaño
intencionado y consciente.
Y según en los
tipos de mentira, la más grave es la
calumnia,
ya que con esto se imputa siempre a algún inocente una falta no cometida en
provecho malicioso.
¿Dónde estuvo
Quirino todo este tiempo, para hacer las acusaciones en este momento? No
sabemos el acuerdo que hizo Quirino con la justicia de los Estados Unidos para
estar en libertad en este tiempo, ¿si fue dando nombres de colaboradores por
qué no mencionó al Dr. Fernández en aquel entonces?
¿Por qué
aparecen unas supuestas cartas ahora, si se supone que salieron directamente de
la cárcel?  Perfectamente pudo hacerlas
llegar antes y así presentarlas al Ministerio Público.
Supongamos que
Quirino le entregó 200 millones de pesos a Leonel Fernández, y por decirlo en
medios de comunicación cree que el ex presidente debe ser sometido a la acción
de la justicia, pero el ordenamiento jurídico de nuestro país no actúa de esa
manera. El Código Procesal Penal 
Dominicano estipula los pasos para que se logre mover la acción pública
por parte del Ministerio Publico.
Pero Quirino no
busca que se le haga justicia, Quirino quiere dañar una imagen. Si a Quirino le
interesara ese presunto dinero, no era necesario que dijera por medios de
comunicación lo supuestamente sucedido entre él Y Leonel Fernández, sino que,
hubiese ido directamente al organismo jurídico competente  y aportara las pruebas de lugar, y así hubiera
procurado la judicializar del caso,  de
ese modo formalizaría su denuncia ante el órgano responsable de recibir y darle
seguimiento para los fines de lugar y la persona en cuestión podría ser investigado,
ese sería el procedimiento para su caso, y así se podría pensar en llevar un
proceso.
El Ministerio
Publico de acuerdo a la ley 76-02 (Código Procesal Penal De la República
Dominicana) puede actuar por rumos público, ¿pero específicamente cual es el
rumor público que se menciona en este caso? Porque de acuerdo a con lo que es
un rumor público, de acuerdo con lo que dice Wikipedia rumor o rumores “son
proposiciones para ser creídas que se transmiten de persona a persona,
habitualmente de forma oral, sin que existan datos para comprobar su veracidad.
Se trata de especulaciones no confirmadas que se intentan dar por ciertas con
un objetivo determinado, y que condicionan el comportamiento de los demás por
encima de la información objetiva.”
 Es decir que es algo que se va dando
espontáneamente sobre algo, y aquí hay una fuente especifica, que es Quirino, y
eso entonces lo que crea en el país es una duda, como podría crearse de
cualquier persona que lo acusen sin pruebas expuestas a la luz.
El artículo 29
del Código Procesal Penal de la República Dominicana nos ordena el
procedimiento de casos de esta naturaleza:
La acción penal es
pública o privada. Cuando es pública su ejercicio corresponde al ministerio
público, sin perjuicio de la participación que este código concede a la
víctima.  Y cuando es privada, su
ejercicio únicamente corresponde a la víctima.”
El artículo 30
del mismo código nos dice que “El
Ministerio Público debe perseguir de oficio todos los hechos punibles de que
tenga conocimiento, siempre que existan suficientes elementos fácticos para
verificar su ocurrencia.”
Esto es del
código procesal penal de la República Dominicana en el ejercicio de la acción
penal los artículos 29 y siguientes hasta el hasta el 36, en este caso los
artículos antes plasmados estos son los que necesitamos.
El Ministerio
Publico, como es normal, ha hecho caso omiso a estas denuncias radiales y televisivas
de Quirino, por que esa no es la vía correspondiente para que la justicia haga
su papel (por lo menos en asuntos de esta índole). Es como que alguna persona
que le quiera hacer daño lo acuse a usted de algún delito por lo medios, y ya
sin documentación y sin pruebas vayan a investigarlo y  a someterlo a la acción de la justicia. Qué
locura ¿no? Estaríamos en cualquier cosa menos en un Estado de Derecho.
Por otra parte,
la realidad es que, Leonel atendiendo a petición de un sector del pueblo se ha
pronunciado. Pero  a mi humilde parecer el
Dr. Fernández no tenía que decir nada a los medios de comunicación, porque,
entonces  también el debería hacerle caso
a todas las acusaciones que se hacen a su persona, y no solo a esta
específicamente (que por lo visto es la que más interesa a un sector del el
país)
 Entonces ¿Realmente le interesa a Quirino ir a
los tribunales de la Republica Dominicana para exigir que se le pague un
supuesto dinero  que le entrego al ex
presidente de la Republica y proveniente del narcotráfico?
La justicia, no
es que se han quedado de brazos cruzados como dice algunas personas, los
tribunales están ahí, y sus respectivos jueces y auxiliares de la justicia, lo
que sucede es que 1ro. La víctima no se ha querellado, 2do ¿si no hay pruebas
en manos del Ministerio Público con que sustentarían sus acusaciones?
Y por último, Aquí,
antes de responder rápidamente, deténgase, analice de quien estamos hablando,
de Quirino Ernesto Paulino Castillo, Un narco que mandaba droga a los Estados
Unidos. Dicen que las palabras se toman de quien vengan.
Ahora vayamos a
la pregunta de manera general, como está formulada, no en base a sus
acusaciones en los medios de comunicación.
Repito la
pregunta por si no hemos sido lo bastante claros: ¿Cree usted en la palabra de
Quirino?
El autor es abogado

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.