General

Con tan solo 17 años, una pierna menos, por la imprudencia de una patrulla policial

Cuando la adversidad toca la puerta de nuestras casas algo terrible llega a nuestras vidas. Fue lo que ocurrió con el adolescente Alan Sheperd en Pueto Plata. El 20 de noviembre su madre iba a celebrarle su cumpleaños número 17 cuando al cruzar una calle fueron atropellados por una camioneta donde iba una patrulla de la policía.

Como un detalle que provoca indignación el referido vehículo se desplazaba en vía contraria y cruzó un semáforo en rojo. El resultado fue que la madre de Alan recibió golpes menores, pero este fue arrastrado por la camioneta en marcha la cual se estrelló contra una pared, mientras su perna derecha quedó desprendida.

Esto no solamente constituye un hecho patético, por tanto muy grave para cualquier persona, sino que al mismo tiempo le tronchó una posible carrera brillante en el béisbol de Grandes Ligas, pues el muchacho estaba a punto de ser firmado.

El conductor de la camiones de la PN, Junior Zapata, está detenido. Este se encuentra molesto porque dice que se trató de un accidente. Sus superiores piensan y sienten lo mismo.

Mientras tanto, tenemos un hombre joven lisiado, que tendrá que vivir para siempre con la frustración de su pierna perdida y su futuro tronchado, y una familia que sufrirá por todo eso. Cuando la adversidad toca nuestras puertas la desgracia ha llegado a nuestras vidas.
VER VIDEO DE NOTICIAS SIN

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.