Locales

Economía popular de San Juan cambia drásticamente en las últimas décadas

Han desaparecido vendedores populares como las marchantes, panaderos, dulceros, frieros; así como los vendedores de pastelitos, quipes, entre otros

SAN JUAN DE LA MAGUANA.- En los últimos años la economía que podría calificarse como de popular de esta localidad ha dado un vuelto que ha pasado desapercibido para muchos y es el fenómeno socio.económico que se refleja en la virtual desaparición total de los llamados vendutero de la calle.

A medida que pasa el tiempo la estampa rural le ha ido abriendo paso a una más urbana y citadina.

El primero que desapareció de ellos fue probablemente el caracterizado en la marchante ( vocablo que viene de la palabra francesa marchants que en español significa comerciante) y que consistía en al figura de la mujer que montada en un burro o um mulo vendía mercancías agrícolas por las calles de San Juan de la Maguana  al grito de : «guandules verde» o «longaniza». También vendía carbón. Junto con esos comerciantes de la calle han desaparecido los burros. Es difícil ver un burro en estos días.

Esos animales eran tan comunes en esta ciudad que el parque que lleva el nombre del General José María Cabral era conocido antes  popularmente como «el parquecito de los burros» debido a la gran cantidad de estos cuadrúpedos que eran amarrados en sus  árboles.

Junto con esa marchante, que venía de al zona rural todo los días a tempranas horas de la mañana. también desapareció el famoso vendedor de «guayao» o «frio-frio» que abundaban en esta localidad. Algunos se establecían en lugares específicos, pero  otros eran ambulantes. Ya no están los canillitas, tampoco. Vendedores de periódicos,tampoco los carretilleros,que acarreaba mercancías en sus carretillas y con frecuencia también mudanzas.

Desaparecieron las paleteras y por tanto los paleteros que abundaban en esta ciudad. Desaparecieron los vendedores de china pelada en las esquina. Desaparecieron los vendedores de pastelitos y quipes, que eran figuras cotidianas en las calles de esta ciudad, adjunto de vendedores de panes ambulantes, con sus iguales vendedores de «conconates», «macitas» , «dulces» . En las tardes algunas personas se daban a la práctica de vender frituras por las calles, en una olla grande que contenía plátanos fritos, batatas, bollitos, torrejas, así como carnes de res y pollos fritos.

De San Juan han desaparecido las frituras. Salvos algunas tradicionales, como la de Iris en la calle Sánchez y las que está ubicadas en la avenida Anacaona con Domingo Rodríguez e Independencia con Duarte, la presencia de esos negocios es muy escasa.Los sanjuaneros han cambiado los hábitos de consumo de la comida rápida y ahora prefieren hots dogs, chimirris, hamburgues, pizza, tacos y pica pollo.

Así van las cosas. Estos cambios deben ser un duro golpe a la economía popular, tanto de la zona rural como la urbana.  Se trata de un cuadro muy curioso que hemos reflejado en este breve trabajo  superficialmente, pero que debe tener unas causas sociológicas muy  profundas.

Muchos de esos vendedores populares tuvieron acceso al crédito y montaron negocios más formales.

AVISO: Para recibir las noticias de EL GRANERO DEL SUR escríbanos un mensaje con su nombre y la ciudad de donde nos escribe al WhatsApp: (829)-577-5416 . En este grupo no podrás publicar, solo recibir.

Relacionados

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.
Ir a la barra de herramientas