Arte, Ciencia y LiteraturaPortada

¿Qué cantidad de oxígeno libera Central Park?

Se creó 1857 y concluyó en el año 1873 y alberga unos 250.000 árboles en numerosos valles, entre ellos una de las últimas arboledas de olmos americanos del nordeste de Estados Unidos

Por Pedro Diógenes Espinal

Todo el parque, incluidos sus lagos y montañas, son lo que son por obra del hombre. Los planos de esta auténtica reserva natural llamada Central Park fueron diseñados por el arquitecto paisajista, periodista y botánico estadounidense Frederick Law Olmsted y por Calvert Vaux, también arquitecto paisajista, pero este de nacionalidad británica.

Se creó 1857 y concluyó en el año 1873 y alberga unos 250.000 árboles en numerosos valles, entre ellos una de las últimas arboledas de olmos americanos del nordeste de Estados Unidos.

ste gran parque urbano proporciona diversos beneficios a los habitantes de la Gran Manzana y, en concreto, al distrito metropolitano de Manhattan, donde se encuentra ubicado.

Además de ser una gran área lúdica y de esparcimiento, está demostrado que un espacio verde revaloriza los inmuebles de sus alrededores, y contribuye a purificar el aire y generar un medio ambiente más limpio.

Pero regresemos en este punto a la pregunta formulada al principio. Para darle respuesta, debemos tener en cuenta que la cantidad de oxígeno que puede producir un árbol es algo muy variable, ya que depende de factores muy diferentes como su especie, su edad o su estado de salud.

No obstante, sí podemos ofrecer una estimación aproximada. Según cálculos realizados por Reforesta (asociación sin ánimo de lucro fundada en 1991 y declarada de Utilidad Pública) basados en datos proporcionados en las jornadas Bosques y Cambio Climático, un árbol de un encinar español libera 42 kilos de oxígeno al año de promedio.

Si llevamos a cabo la extrapolación de estas cifras, los 250.000 árboles que hay en Central Park generarían en total unos 10,5 millones de kilos de oxígeno durante esos doce meses.

¡Respira hondo!
Como hemos mencionado anteriormente, no es este el único beneficio que un parque como Central Park aporta a las personas que viven en su entorno.

Las zonas verdes de las ciudades, además de ayudar a combatir la contaminación, convirtiéndose en auténticos pulmones del entorno urbano, ayudan a las personas que viven en sus alrededores a relajarse y reducir el estrés, contribuyen a mejorar nuestra salud física -porque nos animan a pasear y también a practicar deporte en un entorno más saludable- y además fomentan las relaciones sociales.

No es de extrañar, por tanto, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considere imprescindibles estos espacios para mejorar nuestro bienestar tanto a nivel físico como emocional. Según esta institución, las ciudades deberían disponer de, como mínimo, entre 10 y 15 metros cuadrados de área verde por habitante.

Central Park Parque público de Nueva York, Estados Unidos

El Central Park es un parque urbano público situado en el distrito metropolitano de Manhattan, en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. El parque tiene forma rectangular y dimensiones aproximadas de 4000 x 800 m, equivalente a 3, millones
200, 000 de tareas (20, millones 128 metros cuadrados) siendo más grande que dos de las naciones más pequeñas del mundo; es casi dos veces más grande que Mónaco y casi ocho veces más que la Ciudad del Vaticano.

Con unos 37,5 millones de visitantes al año, Central Park es el parque más visitado de los Estados Unidos (aunque el Fairmount Park de Filadelfia es diez veces más grande, Central Park tiene 2,5 veces más visitantes, y los 37,5 millones de visitantes anuales que recibe Central Park quintuplican los que visitan el Parque nacional del Gran Cañón, en Arizona.

Además, su aparición en numerosas películas y en programas de televisión, lo ha convertido en uno de los parques urbanos más famosos del mundo. El parque está dirigido por la Central Park Conservancy, una empresa privada sin ánimo de lucro, que tiene un contrato con el Departamento de Parques y Ocio de Nueva York.

El parque fue diseñado por los arquitectos Frederick Law Olmsted y Calvert Vaux, quienes más tarde crearon el Brooklyn’s Prospect Park.

Mientras que gran parte del parque parece natural, contiene varios lagos artificiales, dos pistas de patinaje sobre hielo y áreas de hierba usadas para diversas actividades deportivas.

El parque es un popular oasis para aves migratorias, lo que lo convierte en un lugar concurrido por observadores de pájaros.

La primera vez que visité Central Park fue en el 2004, vivía en Copiague, Long Island, pero viajaba constatemente a Mahattan y luego lo visitaba. En Estados Unidos al millones de personas que no han ido a Mahattan por diferentes causas y si usted visita EE.UU y no va a la ciudad (Mahattan) entonces dice un dicho que no fue a New York, en Mahattan hay de todos para todos.

Fuente: Muy Interesante, Google y Wikipedia.

AVISO: Para recibir las noticias de EL GRANERO DEL SUR escríbanos un mensaje con su nombre y la ciudad de donde nos escribe al WhatsApp: (829)-577-5416 . En este grupo no podrás publicar, solo recibir.

Ver Más

Relacionados

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios.